Creatividad, Publicidad

10 claves para ser un buen jefe en el mundo del diseño y la publicidad

Si hay una cosa cierta en este mundo hoy en día es que una empresa puede funcionar sin jefes, pero no sin trabajadores. A partir de aquí, la figura del jefe debe ser una figura que construya y no destruya. En el mundo del diseño, marketing, branding y la publicidad, estos deben tener unos conocimientos y habilidades diferentes a los del resto del sector. Pues sus trabajadores tienen, en mayor o menor medida, un elemento que los diferencia del resto de trabajos: la creatividad. Y para que esta fluya a raudales hay que tener un ambiente de trabajo positivo. El jefe tiene mucho que ver en que sea así.

jefe2

A continuación voy a exponer 10 claves para ser un buen jefe y ser respetado por tus trabajadores:

1.- Sentido común. Lo más importante de todo y lo que más escasea. Uno siempre debe tener presente en la vida que no debe hacer a otros lo que no quiere que le hagan a él. Por lo tanto, lo principal en esta vida es tener sentido común y hacer aquello que crea correcto. En las tomas de decisiones se deben tener en cuenta los máximos elementos posibles, más allá de los intereses personales y profesionales.

2.- Dirección, organización y supervisión. Son los tres pilares de un jefe. Debe dirigir a su equipos, organizar los proyectos y a sus trabajadores y supervisar que se haga el trabajo. No se basa solamente en mandar que se haga una tarea y luego recoger los frutos de un buen trabajo. Tampoco se basa en ser un General del ejército. Un jefe que solo manda y no se muestra activo con su equipo, crea malestar y, por lo tanto, baja producción.

3.- Comunicación. No sirve de nada un jefe que no sabe que pasa en su departamento o empresa. Es importante estar siempre informado sobre el día a día de tu departamento. Reuniones frecuentes, responder a los mails, a las llamadas, atender a tus trabajadores en tu despacho…La comunicación debe ser fluida y se debe mostrar interés diario por el trabajo de tus empleados. No le sirve de nada a tu equipo tener un jefe que no se preocupa ni por si sus trabajadores vienen a trabajar. Necesitan sentirse importantes dentro de la empresa y el nexo de unión entre ellos y ésta es su jefe.

4.- Responsabilidades. Las responsabilidades de cada uno dentro del equipo de trabajo y de cada proyecto es indispensable. Un trabajador no puede trabajar sin saber si una tarea es su responsabilidad o simplemente su deber. Son dos conceptos diferentes. Un Diseñador tiene la obligación de hacer el diseño que le han mandado, pero la responsabilidad de que esté hecho es de su superior, en este caso el Director de Arte. Las responsabilidades tiene un peso y un precio. Trabajar sin saber las responsabilidades de cada uno lleva al caos, el mal ambiente y la falta de confianza entre los trabajadores. Además, en caso de problemas, es importante tenerlas claras para solucionarlo de la forma más rápida y eficaz posible.

5.- Conocimientos. Un buen jefe debe poder ayudar a sus empleados cuando tengan un problema. Por lo tanto debe tener, al menos, conocimientos básicos de todas las tareas que compiten a su departamento o empresa. Un Director de Arte Web debe conocer como mínimo que es el HTML y el CSS, igual que un Director de Branding debe tener los conocimientos básicos de que es una marca. Ya no por el simple hecho de poder hablar de tu a tu con tus trabajadores y externos, si no que una persona no puede tomar decisiones sobre algo que desconoce. Cuanto mayor sea el cargo más conocimientos. Es muy importante para los trabajadores tener una figura que pueda solventar sus problemas o aconsejarlos ante disyuntivas laborales. No respetaran a un jefe que no sabe nada de su trabajo.

6.- Empatía. Importante. Todos tenemos vidas, mentes y sentimientos diferentes. Tener la capacidad de poder entender los problemas laborales y personales de tu trabajador, permitirá que estos ven en ti una figura más respetable. Debe estar ahí para escuchar sus problemas, entenderlos y aconsejarlos. Siempre diciendo lo que necesita escuchar, no lo que debe escuchar. Si no haces caso de sus problemas y no eres accesible, ellos acabaran por dejar de respetar la figura del jefe.

7.- Control. Una persona va a una empresa a trabajar, no a la discoteca. Libertad sí, descontrol, no. Normas a seguir sí, prohibiciones, no. Una persona debe sentirse a gusto trabajando, no puede ni sentirse en un campo de concentración, con un jefe que ordena y ordena, ni en un desierto, solo y abandonado porque su jefe no hace el más mínimo caso a sus empleados. Debe haber libertad para poder desarrollar la creatividad, pero no dar pié a la anarquía porque entorpece los procesos creativos.

8.- Ayuda. La ayuda de un jefe a un trabajador no puede ser nunca la directriz de que hable con otra persona. Un trabajador no puede sentir sensación de desamparo. Si no puede contar con la ayuda de un superior no contarán con él para explicar los problemas y esto puede acarrear el desgaste del departamento y acabar con un problema de difícil solución. Por lo tanto un jefe no debe ser ajeno a ellos y a sus soluciones. Éste debe ser el líder al que todos siguen.

9.- Respeto. Un jefe debe respetar a sus trabajadores. Debe ser el primero en llegar y el último en irse. Debe respetar sus ideas, opiniones, decisiones, críticas, trabajo. No puede pasar nunca que una propuesta se tire a la basura por parte del jefe sin haberlo leído o hacer repetir un trabajo tres veces porque se pidieron cambios incorrectos. Es importante solucionar los problemas cara a cara, no esconder la cabeza y dejar que otros ajenos al problema tomen cartas en el asunto. Una persona no respeta a quién no le respeta a él.

10.- Motivación. Debe motivar y hacer sentir bien a su equipo. La creatividad depende de la buena salud mental. Un estado anímico negativo disminuye la creatividad. Por lo tanto se deeb trabajar en pro de la felicidad de los trabajadores. Y lo más importante, en el mundo creativo el dinero no mejora tanto la satisfacción a sus trabajadores como lo puede hacer tener los elementos necesarios para desarrollar sus tareas. Así pues, antes de pagar sobresueldos para motivar, prueba en comprarles un mesa de ping-pong y dejarles jugar un rato para distraerse o cámbiales los ordenadores por los Imac de última generación. Seguro serán más creativos.

Ser jefe no es fácil y acarrea muchísimo trabajo. Poro también es cierto que cobra muchísimo más por él que cualquiera de sus trabajadores. Eso es lo que más presente tienen los empleados de una empresa. Por lo que hay que estar siempre a la altura de lo que se espera de uno.

No debemos olvidar, por último, la máxima de Peter dice que todo trabajador asciende hasta el puesto en el que es completamente inútil. Es trabajo de éste que se note o no.

Y, por favor, dejad de lado el coaching, denigra al trabajador.

Anuncios
Estándar